Iglesia Católica Liberal
Provincia de Argentina y Uruguay

BIENVENIDOS!


IGLESIA CATOLICA LIBERAL

PROVINCIA DE ARGENTINA Y URUGUAY

CARTA PASTORAL DE PASCUAS

VIVIENDO LA PASCUA

Queridos Hermanos en Cristo:

La Semana Santa nos depara la oportunidad de ponernos en contacto con grandes Misterios muy antiguos, la misma semana que estamos celebrando con justa razón es llamada la Semana Mayor, dándonos a entender que los Misterios Mayores se encuentran expresados, manifestados y simbolizados en ella mediante los hechos narrados en los Evangelios, hechos que supuestamente habrían ocurrido en la vida de Nuestro Señor.

¿Cómo escribir esta pastoral pensando en la Pascua, su significado, su simbolismo y su mensaje de honda espiritualidad al hombre, en estos momentos?

Es tan difícil hablar y escribir de temas relacionados con la vida espiritual y el desarrollo evolutivo del hombre. Asombrados miramos las noticias y un sinfín, como una cataratas de ideas, nos llegan de todas partes y de varias fuentes.

En la opinión de un clérigo de la Iglesia Católica liberal, el Padre G. Hodson, dijo una vez, que cada vez que se celebra la Sagrada Eucaristía, gran parte de la pesadumbre que oprime al mundo cesa. Es en estos momentos, cuando cada sacerdote, debería ofrecer el Santo Sacrificio de la Misa a diario en sufragio del mundo, del hombre, de los perseguidos, los torturados, asesinados, violados y tantos horrores colaterales, que una guerra trae aparejada.

Cuando leemos una obra como La Ciencia de los Sacramentos del Obispo + Leadbeater, en lo referente, a cuanto bien podemos hacer, trayendo nombres al sacerdote o a la iglesia para ser colocados en la lista de enfermos o fallecidos o futuras madres. Monseñor Leadbeater, afirma, en dicha obra, que él percibió, cuan efectiva, grandiosa y real es la participación del mundo Angélico en esta parte, como en el resto de la ceremonia, ayudando, participando y distribuyendo la bendición del Señor a toda la comarca donde se celebra la Misa.

Pero en el caso cuando llegamos a la parte de la Misa, llamado, la Plegaria de Consagración, pedimos por el Presidente y sus autoridades, el Obispo Presidente y el Obispo del País y todos los presentes; y luego, por los enfermos, necesitados, afligidos, futuras madres y fallecidos.

Es en estos momentos, más que nunca, que debemos hacer de la Iglesia y la Sagrada Eucaristía, algo vivo, práctico y de real ayuda para la humanidad.

Pascua, al igual que todas las grandes Festividades religiosas, tiene varios aspectos que son importantes para nosotros, su aspecto histórico - simbólico y cosmogónico, y también, quizás lo más importante que parte practica ocupa esta Gran Conmemoración religiosa en nuestras vidas, en nuestras mentes, en el trasfondo interno de nuestros corazones.

Dios mora en el interior de cada corazón humano y cuando oramos a Cristo, aunque pensemos en el Señor Cristo como un ser distinto de nosotros, como la persona que inició la Religión Cristiana, al mismo tiempo estamos apelando al Cristo" Interno". La conciencia del Señor Cristo en el interior del mundo es tan vasta que Él vive en cada corazón humano.

En el actual estado de evolución de la humani­dad, el Yo, resultado de nuestra experiencia a través del tiempo hasta el presente, ha sido desarrollado. Cuando nuestra constitu­ción interior se desarrolla aún más, cuando nuestro espíritu llega a manifestar sus cualidades inherentes, nuestra participación en lo espiritual, cuando despertamos las divinas cualidades de la Divina Conciencia, entonces «conquistamos» el Yo y participamos de la Divina Sabiduría, del Divino Amor. Los Santos y Místicos Cristianos tuvieron noción de esta «conciencia cósmica», experimentaron y ra­diaron el calor, circundaron el divino amor, sintieron, bien que aún muy parcialmente, algo de la «unión con Dios».

Esta experiencia es el futuro de cada ser humano, siendo el fi­nal de su «rueda» de nacimientos y muertes. En la larga serie de vidas llenas de experiencias externas e internas, el hombre alcanza «resurrección», «liberación», «salvación», la unidad mística con Cristo, con Dios. Nuestro Credo dice: «todos Sus hijos algún día alcanzarán Sus pies por alejados que anduviesen». Entonces parti­cipemos de Su conciencia. Su Amor, Su Divinidad.

Este es el «Dios Interno» que en la teología cristiana debe reem­plazar al «Dios en las alturas». Dios está en Cristo y Cristo en nosotros. Él nos advierte: «Estad en Mí y Yo en vosotros» (S.Juan 15:4). Este «en vosotros» significa «en el interior de vuestra conciencia». Esto debe ser realizado dentro de nuestra conciencia despierta; entonces experimentaremos la «unión con Dios», entonces «conoceremos a Dios». Esta potencialidad, que Dios es el Dios In­terno, es lo que la Iglesia Cristiana debiera enseñar; el placer an­ticipado de lo cual se nos da ya en la Eucaristía y en los demás Sacramentos.

Creo que la libertad espiritual, la verdadera liberad interna, la única que nos hará realmente libres, es la manifestación de ese "Dios Interno", y cuando esto se produce, entonces, la maravilla y milagro de la pascua se ha manifestado en nosotros y podemos proclamar que Dios nos ha hecho libres, pero libres de nosotros mismos y es la verdadera Resurrección de los Muertos.

Que ese Cristo de Resurrección brille en nosotros en estas Pascua.

Felices Pascuas para todos!

Pascua del Año del Señor de 2019 .


+ MIGUEL ANGEL BATET

ARZOBISPO DE ARGENTINA Y URUGUAY

IGLESIA CATÓLICA LIBERAL.

PROV. DE ARGENTINA Y URUGUAY.

MONSEÑOR + WILLIAM DOWNEY.

ARZOBISPO PRESIDENTE DE LA IGLESIA CATOLICA LIBERAL Y ARZOBISPO DE LA PROV. DE EE.UU.

MONSEÑOR + MIGUEL BATET.

ARZOBISPO DE LA PROV. DE ARGENTINA Y URUGUAY.

MONSEÑOR + ARNOLDO SALZMANN.

OBISPO AUXILIAR Y VICARIO GENERAL DE LA PROV. DE ARGENTINA Y URUGUAY.