Cartas Pastorales

CARTA PASTORAL DE PASCUA

AÑO 2018

LOS MISTERIOS MAYORES DE PASCUA

Queridos Hermanos en Cristo:

La Semana Santa nos depara la oportunidad de ponernos en contacto con grandes Misterios muy antiguos, la misma semana que estamos celebrando con justa razón es llamada la Semana Mayor, dándonos a entender que los Misterios Mayores se encuentran expresados, manifestados y simbolizados en ella mediante los hechos narrados en los Evangelios, hechos que supuestamente habrían ocurrido en la vida de Nuestro Señor.

En toda gran religión, se presentan los Misterios en forma dual, es decir, con un acceso más libre para el practicante de esa religión, y entonces estos misterios menores, se presentan, como historias, hechos acaecidos, personajes importantes que intervienen en la historia narrada, etc. Pero cuando podemos tener acceso a los Misterios Mayores, buscando honduras más profundas de la vida en las enseñanzas de una religión, entonces podremos llegar a profundidades más hondas de esos mismos Misterios, mediante nuestro propio conocimiento o compartido con grandes investigadores vivientes de esos misterios.

En momentos tan acuciantes mundialmente hablando como los que estamos viviendo y siendo testigos, parecería a simple vista, que los temas más profundos de la religión, tales como sus grandes enseñanzas, sus filosofías y metafísicas, quedan relegadas en virtud de esos problemas. Pero, ¿debemos dejar de lado realmente una parte tan importante en la vida religiosa, como es el conocimiento, que ilumina los grandes misterios, y que si queremos están a nuestro alcance? En la Iglesia Católica Liberal, damos mucha importancia al estudio e investigación libre de la religión, y digo libre, recordando a todos, que en nuestra iglesia, no tenemos dogmas de fe, y por lo tanto somos libres de ejercer el derecho de interpretar por nosotros las grandes y eternas verdades vertidas en la religión.

Los Misterios de Pascua se dice son de una antigüedad que nos asombran, si nos pusiéramos tan solo a investigar el origen de la palabra "Pascua", nos encontraríamos atónitos con una serie de detalles escriturales e históricos asombrosos, que a mi entender nos están hablando claramente de una herencia antiquísima, de la cual el Cristianismo tomó de antiguas religiones y obviamente, los misterios tanto menores como Mayores, símbolos, ritos, enseñanzas, cosmogonías, escatologías y escrituras, fueron incorporadas a la nueva religión, por sucesivos hechos e investigadores y místicos observantes libres de antiguas religiones.

En el día Jueves, que conmemoramos la instauración por Nuestro Señor, de la Santa Eucaristía, podemos contemplar el profundo simbolismo interno de este hecho. Podríamos decir, que este día, desde el punto de vista sacramental, es el día más importante en la fe católica. Porque un sacramento, es el basamento central del lado católico de la cristiandad.

La Doctora Besant, gran pensadora, escritora e investigadora de las grandes religiones, en su obra "Misceláneas Teosóficas", dice al respecto del valor de los sacramentos, cosas realmente iluminadoras, que quisiera compartir con todos Uds., ella dice:

..." En todas las religiones encontramos lo que en Occidente llamamos sacramentos.

En todas estas religiones, el motivo es el mismo, se trata de espiritualizar por ellos la vida ordinaría; de permitir a aquellos que viven en medio del mundo y que, ciegos por sus cuerpos, son incapaces de franquear los límites de la materia, de entrar así, en contacto con los mundos y seres superiores, y, por medio del acto sacramental definido, elevarse por grados hasta que la vida entera se convierta en un sacramento: la vida espiritual radiante entonces a través de la envoltura material.

A medida que, sobre todo en Occidente, se comprenda la verdadera significación de los sacramentos, se percibirá que cantidad de cosas, que de buenas a primeras se hallaban abandonadas como supersticiones, volverán con una pujanza y una claridad nuevas.

Si nos trasladamos a los primeros días de la religión (me refiero al Cristianismo, pero el mismo hecho se ha producido en todas las religiones) vemos, desde luego al Fundador y sus discípulos inmediatos, ocupados en dar una forma a esta religión.

Como a estos seres el mundo espiritual les era familiar, y como era su deber establecer los medios de comunicación entre la masa de los fieles y las grandes enseñanzas espirituales de la religión, era inevitable que las ceremonias del culto por ellos establecidas estuviesen basadas sobre verdades ocultas.

Es por eso que encontramos en la Iglesia primitiva la gran institución de los Misterios, y yo he de demostrar más adelante la relación que existe entre los Misterios, el Sacramento, y la hermosa leyenda del Santo Grial..."

El día del Mandato, como es llamado el Jueves Santo, también el día de la institución, o mejor dicho, se conmemora la instauración del Orden Sagrado, es decir el canal que Nuestro Señor Cristo mismo, y en vida, instauró, para que todos los demás medios de gracia, los sacramentos, pudieran manifestarse, por lo tanto en este día es tradición en la Iglesia celebrar también al sacerdote, sin el cual, el pueblo, es decir la iglesia, no podría recibir los dones espirituales internos de los sacramentos, que el Mismo Señor instituyó.

En la profundización de simbolismo y Realidad espiritual del Pan y el Vino y el Grial, tenemos un extraordinario hecho de Cosmogonía, Sendero Espiritual y Antropogénesis, es decir; en el símbolo de estos elementos sacramentales centrales de la Santa Eucaristía, tenemos al mismo tiempo el simbolismo de la Construcción del Universo, del hombre y su sendero de desarrollo espiritual.

Tanto la Hostia, la patena, el cáliz, el cubre cáliz, el vino y el agua, y el aras o altar sobre los cuales se apoyan los elementos, nos están indicando esa Cosmogonía y Antropogénesis en acción.-.

Volviendo a la Dra. Annie Besant, en la obra anteriormente citada, élla dice al respecto del Misterio del Grial, o Sagrada Copa :

..."Encontramos que en sus orígenes, los Misterios de Jesús, jugaban en la Iglesia cristiana exactamente el mismo rol que en el entrenamiento el Yoga en el Hinduismo o el Budismo.

Eran esos los medios por los cuales el verdadero creyente entraba en contacto con los mundos superiores.

Pero, cuando el hombre había aprendido todo lo que podía en el círculo exterior de la Iglesia, cuando se servía de los sacramentos como medio de gracia, de suerte que él podía decir que su vida era pura, que él no había, desde hacía tiempo "cometido a sabidendas ningún error ", entonces le estaba permitido presentarse como candidato a los Misterios de Jesús.

En el seno de esos Misterios, las realidades reemplazaban al mecanismo exterior del sacramento.

No era entonces, por un don exterior como en el sacramento sino por el esfuerzo y la lucha que alcanza él la visión de la vida espiritual.

¿ Cuál es la significación interna del Grial, y como sus puntos esenciales se relacionan con el sacramento cristiano?

Los dos son diferentes y sin embargo semejantes.

En uno, encontramos la forma exterior del pan y el vino simbolizando el Cuerpo y Sangre de Cristo; en el otro, la copa sagrada en la cual, se decía, la sangre del Cristo brilla, una vez al año, con una luz viva y purificadora.

En los dos tenemos un símbolo exterior.

Pero en el sacramento este símbolo exterior es dado al creyente para que, sin esfuerzo de su parte, el Ser fuera de él se uniese al Ser más débil que está en él.

En el Grial al contrario, es por el esfuerzo y por la lucha, por la tentación y la victoria que la visión se hace posible..."

Por lo tanto el símbolo de la Copa Sagrada, es verdaderamente Renovación Espiritual y de ser unido al Misterio de la Resurrección, donde el misterio de la Vida en evolución alcanzando la meta de la evolución humana es claramente manifestada en el Misterio de la Resurrección de Pascua.

Es en Pascua donde el hombre, encuentra la esperanza verdadera de un futuro de Gloria y promesa, desde antiguo ponderado por grandes Instructores Espirituales y redituada dicha esperanza por Nuestro Señor.

En la Resurrección está lo más sincero, lo más importante de nosotros mismos. Porque Dios (el Logos mismo) ha sido crucificado en la materia para nuestra gloria de existencia Divina, por apartado que estemos del Sendero que conduce a esta realidad Suprema que es Dios, por tortuosa que sea nuestra actual vida, la Resurrección es pues la promesa de Vida sobre la muerte de la ignorancia.

El Misterio de la Tumba y el Sepulcro, como símbolo externo de la ignorancia humana, se iluminan, cuando la luz de Cristo (la Sabiduría de Dios) ilumina el alma y ésta es resurreccionada en la Gloria Sempiterna de Dios, uniendo a Él al Hombre Eterno. Tal es el símbolo de la Pascua.

Que ese Cristo de Resurrección brille en nosotros en estas Pascuas.

Felices Pascuas para todos.-

Pascua del Año del Señor de 2018.

+ MONSEÑOR MIGUEL ANGEL BATET

ARZOBISPO DE ARGENTINA Y URUGUAY


IGLESIA CATÓLICA LIBERAL

PROVINCIA DE ARGENTINA Y URUGUAY

PASCUA 2017

CARTA PASTORAL

Queridos Hermanos y Hermanas en Cristo:

La Semana Santa nos depara la oportunidad de ponernos en contacto con grandes Misterios muy antiguos, la misma semana que estamos celebrando con justa razón es llamada la Semana Mayor, dándonos a entender que los Misterios Mayores se encuentran expresados, manifestados y simbolizados en ella mediante los hechos narrados en los Evangelios, hechos que supuestamente habrían ocurrido en la vida de Nuestro Señor.

En toda gran religión, se presentan los Misterios en forma dual, es decir, con un acceso más libre para el practicante de esa religión, y entonces estos misterios menores, se presentan, como historias, hechos acaecidos, personajes importantes que intervienen en la historia narrada, etc.Pero cuando podemos tener acceso a los Misterios Mayores, buscando honduras más profundas de la vida en las enseñanzas de una religión, entonces podremos llegar a profundidades más hondas de esos mismos Misterios, mediante nuestro propio conocimiento o compartido con grandes investigadores vivientes de esos misterios.

En momentos tan acuciantes mundialmente hablando como los que estamos viviendo y siendo testigo de lo ocurrido en Siria, Egipto y otras partes del mundo incluido nuestro país, parecería a simple vista, que los temas más profundos de la religión, tales como sus grandes enseñanzas, sus filosofías y metafísicas, quedan relegadas en virtud de esos problemas. Pero, ¿debemos dejar de lado realmente una parte tan importante en la vida religiosa, como es el conocimiento, que ilumina los grandes misterios, y que si queremos están a nuestro alcance?. En la Iglesia Católica Liberal, damos mucha importancia al estudio e investigación libre de la religión, y digo libre, recordando a todos, que en nuestra iglesia, no tenemos dogmas de fe, y por lo tanto somos libres de ejercer el derecho de interpretar por nosotros las grandes y eternas verdades vertidas en la religión.

Los Misterios de Pascua se dice son de una antigüedad que nos asombran, si nos pusiéramos tan solo a investigar el origen de la palabra "Pascua", nos encontraríamos atónitos con una serie de detalles escriturales e históricos asombrosos, que a mi entender nos están hablando claramente de una herencia antiquísima, de la cual el Cristianismo tomó de antiguas religiones y obviamente, los misterios tanto menores como Mayores, símbolos, ritos, enseñanzas, cosmogonías, escatologías y escrituras, fueron incorporadas a la nueva religión, por sucesivos hechos e investigadores y místicos observantes libres de antiguas religiones.

En el día jueves, que conmemoramos la instauración por Nuestro Señor, de la Santa Eucaristía, podemos contemplar el profundo simbolismo interno de este hecho. Podríamos decir, que este día, desde el punto de vista sacramental, es el día más importante en la fe católica. Porque un sacramento, es el basamento central del lado católico de la cristiandad.

La Doctora Besant, gran pensadora, escritora e investigadora de las grandes religiones, en su obra "Misceláneas Teosóficas", dice al respecto del valor de los sacramentos, cosas realmente iluminadoras, que quisiera compartir con todos Uds., ella dice:

"En todas las religiones encontramos lo que en Occidente llamámos sacramentos.

En todas estas religiones, el motivo es el mismo, se trata de espiritualizar por ellos la vida ordinaría; de permitir a aquellos que viven en medio del mundo y que, ciegos por sus cuerpos, son incapaces de franquear los límites de la materia, de entrar así, en contacto con los mundos y seres superiores, y, por medio del acto sacramental definido, elevarse por grados hasta que la vida entera se convierta en un sacramento: la vida espiritual radiante entonces a través de la envoltura material.

A medida que, sobre todo en Occidente, se comprenda la verdadera significación de los sacramentos, se percibirá que cantidad de cosas, que de buenas a primeras se hallaban abandonadas como supersticiones, volverán con una pujanza y una claridad nuevas.

Si nos trasladamos a los primeros días de la religión (me refiero al Cristianismo, pero el mismo hecho se ha producido en todas las religiones) vemos, desde luego al Fundador y sus discípulos inmediatos, ocupados en dar una forma a esta religión.

Como a estos seres el mundo espiritual les era familiar, y como era su deber establecer los medios de comunicación entre la masa de los fieles y las grandes enseñanzas espirituales de la religión, era inevitable que las ceremonias del culto por ellos establecidas estuviesen basadas sobre verdades ocultas.

Es por eso que encontramos en la Iglesia primitiva la gran institución de los Misterios, y yo he de demostrar más adelante la relación que existe entre los Misterios, el Sacramento, y la hermosa leyenda del Santo Grial. 

El día del Mandato, como es llamado el Jueves Santo, también el día de la institución, o mejor dicho, se conmemora la instauración del Orden Sagrado, es decir el canal que Nuestro Señor Cristo mismo, y en vida, instauró, para que todos los demás medios de gracia, los sacramentos, pudieran manifestarse, por lo tanto en este día es tradición en la Iglesia celebrar también al sacerdote, sin el cual, el pueblo, es decir la iglesia, no podría recibir los dones espirituales internos de los sacramentos, que el Mismo Señor instituyó.

En la profundización de simbolismo y Realidad espiritual del Pan y el Vino y el Grial, tenemos un extraordinario hecho de Cosmogonía, Sendero Espiritual y Antropogénesis, es decir; en el símbolo de estos elementos sacramentales centrales de la Santa Eucaristía, tenemos al mismo tiempo el simbolismo de la Construcción del Universo, del hombre y su sendero de desarrollo espiritual.

Tanto la Hostia, la patena, el cáliz, el cubre cáliz, el vino y el agua, y el aras o altar sobre los cuales se apoyan los elementos, nos están indicando esa Cosmogonía y Antropogénesis en acción.-.

Volviendo a la Dra. Annie Besant, en la obra anteriormente citada, ella dice al respecto del Misterio del Grial, o Sagrada Copa :

..."Encontramos que en sus orígenes, los Misterios de Jesús, jugaban en la Iglesia cristiana exactamente el mismo rol que en el entrenamiento el Yoga en el Hinduismo o el Budismo.

Eran esos los medios por los cuales el verdadero creyente entraba en contacto con los mundos superiores.

Pero, cuando el hombre había aprendido todo lo que podía en el círculo exterior de la Iglesia, cuando se servía de los sacramentos como medio de gracia, de suerte que él podía decir que su vida era pura, que él no había, desde hacía tiempo "cometido a sabiendas "ningún error ", entonces le estaba permitido presentarse como candidato a los Misterios de Jesús.

En el seno de esos Misterios, las realidades reemplazaban al mecanismo exterior del sacramento.

No era entonces, por un don exterior como en el sacramento sino por el esfuerzo y la lucha que alcanza él la visión de la vida espiritual.

¿Cuál es la significación interna del Grial, y como sus puntos esenciales se relacionan con el sacramento cristiano?

Los dos son diferentes y sin embargo semejantes.

En uno, encontramos la forma exterior del pan y el vino simbolizando el Cuerpo y Sangre de Cristo; en el otro, la copa sagrada en la cual, se decía, la sangre del Cristo brilla, una vez al año, con una luz viva y purificadora.

En los dos tenemos un símbolo exterior.

Pero en el sacramento este símbolo exterior es dado al creyente para que, sin esfuerzo de su parte, el Ser fuera de él se uniese al Ser más débil que está en él.

"En el Grial al contrario, es por el esfuerzo y por la lucha, por la tentación y la victoria que la visión se hace posible..."

Por lo tanto el símbolo de la Copa Sagrada, es verdaderamente Renovación Espiritual y de ser unido al Misterio de la Resurrección, donde el misterio de la Vida en evolución alcanzando la meta de la evolución humana es claramente manifestado en el Misterio de la Resurrección de Pascua.

Es en Pascua donde el hombre, encuentra la esperanza verdadera de un futuro de Gloria y promesa, desde antiguo ponderado por grandes Instructores Espirituales y redituada dicha esperanza por Nuestro Señor.

En la Resurrección está lo más sincero, lo más importante de nosotros mismos. Porque Dios (el Logos mismo) ha sido crucificado en la materia para nuestra gloria de existencia Divina, por apartado que estemos del Sendero que conduce a esta realidad Suprema que es Dios, por tortuosa que sea nuestra actual vida, la Resurrección es pues la promesa de Vida sobre la muerte de la ignorancia.

El Misterio de la Tumba y el Sepulcro, como símbolo externo de la ignorancia humana, se iluminan, cuando la luz de Cristo (la Sabiduría de Dios) ilumina el alma y ésta es resurreccionada en la Gloria Sempiterna de Dios, uniendo a Él al Hombre Eterno. Tal es el símbolo de la Pascua.

Pascua de Resurrección, de 2017.-                               


+ Miguel Ángel Batet

Arzobispo de Argentina y Uruguay

NAVIDAD 2016

IGLESIA CATOLICA LIBERAL

Provincia de ARGENTINA y Uruguay

NAVIDAD

2016


CARTA PASTORAL


Caros Hermanos y Hermanas en Cristo:

COMO CELEBRAR LA NAVIDAD

Cuando pensamos en el espíritu de Navidad generalmente lo hacemos recordando el contexto histórico que lo rodea o tratando de interpretar su profundo significado desde varios aspectos que subyacen detrás de la narración histórica.

Todo símbolo ya sea una figura (y en este tipo de simbología encontramos que la historia de la humanidad está plagada de simbología figurativa especialmente aquellas de carácter religiosas o que tuvieron que ver o están aún relacionadas con aspectos trascendentes en la historia de los pueblos y algunas civilizaciones; ej.: podemos pensar en la cruz, en la estrella de David, en la estrella de cinco puntas, en el martillo de Thor, en la Svástica girando en el sentido de las agujas del reloj, en el triángulo, en el círculo con un punto central, en la escuadra y el compás, en fin, la galería de símbolos que tuvieron que ver con la historia de la humanidad es infinita), o también podemos aplicar la interpretación de los distintos métodos de simbología a un tipo de símbolo que no lo vemos como tal generalmente; y concretamente me estoy refiriendo a una narración.

La historia simbólica puede ser verídica, o leyenda, o interrelacionar historias subyacentes en otras narraciones anteriores de otros personajes, de otros lugares, de otras culturas, de otras civilizaciones.

Desde este punto de vista la Navidad es una historia simbólica que es precristiana.

La misma la celebraban pueblos tan diversos como los egipcios, los persas, los babilonios, los asirios, los griegos, los romanos, los incas, los mayas, y muchos pueblos diferentes.

Dado que en la Navidad estamos simbólicamente celebrando el nacimiento del Sol en el Día más corto del año, siempre tomando como referencia el hemisferio norte, entonces, el Sol se representa mediante la gran figura estelar religiosa que por esa fecha apareció en la Tierra. De esta manera en Cristo se encarna el héroe Solar, del mismo modo ocurrió antes con otros Grandes Maestros y Salvadores de la Humanidad.

Pero hay un aspecto para mi muy importante en la simbología de esta gran Festividad, y que precisamente tiene que ver con aspectos que relacionan al hombre con el Universo.

Para muchas personas estar solas en estas fiestas es un terrible drama, un hecho traumático, un hecho que los lleva a pensar en compañía, en fiesta, en banquetes, en abundancia de comilonas, de bebidas y de despilfarro.

Me pregunto, ¿de esta manera celebramos el advenimiento al mundo de uno de los más Grandes Salvadores de la Humanidad. ?.

¿ Y que estamos haciendo con la Vida Divina de otros reinos en estos días?.

Por doquier, enormes cantidades de inocentes criaturas son sacrificadas para celebrar el advenimiento al Mundo del Señor de Amor y Compasión.

Para mí el espíritu práctico de Navidad es la relación profunda y sincera con la Naturaleza que nos rodea. La Naturaleza es un Todo viviente, formada por millones de células que también viven, se mueven y tienen el ser que la misma Vida de Dios les otorgó, y el hombre es un aspecto de relación de una larga cadena de existencias, separadas por formas distintas que va desde la misma piedra a los mismos dioses que vienen como dice el Texto bíblico de la gran tribulación humana.

Pero, ¿cómo estamos viviendo la relación profunda que decimos existe por doquier a nuestro alrededor?, ¿qué es relacionarnos?, ¿es ella solamente encontrarnos a nivel humano?, ¿existe un tipo de relación más profunda, a la cual no estamos prestando atención, o quizás estando no sabemos observar a nuestro alrededor el contexto natural que la vida nos está presentando?

Krishnamurti dijo :

.... " Es extraño que tengamos tan poca relación con la naturaleza, con los insectos, con la rana saltarina, con el búho que ulula entre los cerros llamando a su pareja. Parece que nunca experimentamos sentimiento alguno por todas las cosas vivientes de la Tierra. Si pudiéramos establecer una relación profunda y verdadera con la naturaleza, jamás mataríamos a un animal para satisfacer nuestro apetito, jamás haríamos daño a un mono, a un perro, a un conejillo de Indias practicando en ellos la vivisección para nuestro propio beneficio. Encontraríamos otros medios para curar nuestras heridas, nuestros cuerpos. Pero la Curación de la mente es algo por completo distinto. Esa curación tiene lugar gradualmente, si uno esta con la naturaleza, con esa naranja en el árbol, con la brizna que empuja a través del cemento, con los cerros cubiertos, ocultos por las nubes.

Esto no es sentimentalismo ni imaginación romántica, sino la realidad de una relación con todo cuanto vive y se mueve sobre la Tierra. El hombre ha matado millones de ballenas y sigue matándolas. Todo lo que obtenemos de esa matanza podríamos obtenerlo por otros medios . Pero, al parecer, el hombre gusta de matar cosas vivientes, mata al ciervo veloz, a la maravillosa gacela y al gran elefante. Nos gusta matarnos unos a otros. Este matar a otros seres humanos jamás ha cesado a lo largo de toda la historia de la vida del hombre sobre esta Tierra. Si pudiéramos -y tenemos que hacerlo- establecer una relación profunda con la naturaleza, con los arboles, los arbustos, las flores, la hierbas y las rápidas nubes que corren, entonces jamás mataríamos despiadadamente a otro ser humano, por ninguna razón. La guerra es el asesinato organizado" .......

Luego de estas consideraciones del gran pensador de este siglo, J. Krishnamurti, en mi opinión sólo tendríamos que decir : ....." huelgan las palabras, es el verdadero espíritu de Unidad de Vida, que debería reinar en la Navidad " .

Como todos sabemos desde la más remota antigüedad, muchos filósofos relacionaron simbólicamente el Macrocosmos con el microcosmos, y todos los símbolos, ya sean figurativos o narrativos, nos ayudan a demostrar que el hombre es como dijeran los antiguos: un Universo en pequeña escala.

Pero también toda gran festividad de carácter espiritual, tiene un aspecto interno práctico muy importante, y la Navidad también lo tiene.

Desde este punto de vista entonces me pregunto ¿cómo estamos celebrando el espíritu navideño?.

Para muchas personas estar solas en estas fiestas es un terrible drama, un hecho traumático, un hecho que los lleva a pensar en compañía, en fiesta, en banquetes, en abundancia de comilonas, de bebidas y de despilfarro.

Me pregunto, ¿de esta manera celebramos el advenimiento al mundo de uno de los más Grandes Salvadores de la Humanidad. ?.

¿ Y que estamos haciendo con la Vida Divina de otros reinos en estos días ?.

Por doquier, enormes cantidades de inocentes criaturas son sacrificadas para celebrar el advenimiento al Mundo del Señor de Amor y Compasión.

Para mí el espíritu práctico de Navidad es la relación profunda y sincera con la Naturaleza que nos rodea. La Naturaleza es un Todo viviente, formada por millones de células que también viven, se mueven y tienen el ser que la misma Vida de Dios les otorgó, y el hombre es un aspecto de relación de una larga cadena de existencias, separadas por formas distintas que va desde la misma piedra a los mismos dioses que vienen como dice el Texto bíblico de la gran tribulación humana.

LA NAVIDAD Y NUESTRA ALIMENTACIÓN

Ahora pensemos que el Sol es Señor y dador de toda la Vida de este Sistema en el cual estamos, nos movemos y existimos. Próximamente estaremos celebrando la Navidad, en la cual según sea el criterio que apliquemos para celebrarla, ya sea desde el punto de vista histórico, simbólico, micro cósmico, etc., hay un aspecto que en mi opinión no se considera y es el de la alimentación.

Quizás algunos nutricionistas con lógica criteriosa dirán que producir una exageración en la cantidad de alimentos que para esta época le damos a nuestro cuerpo es verdaderamente atentatorio contra la salud. Es factible que algunos naturistas aprovechen esta época de sobrealimentación carnívora de toda especie, y no sin verdad afirmarán luego de ver los resultados para tratar de "convencer" que el vegetarianismo es la alimentación ideal para mantener una salud plena y más equilibrada.

Pero hay un aspecto para mí fundamental que tiene que ver en gran medida con la Navidad y la alimentación.

Para esta fecha celebramos el nacimiento del niño Cristo como una criatura desvalida en medio de la noche. Desde un punto de vista más profundo en el simbolismo de la Navidad, el Sol cada año en el hemisferio norte, nace como un niño desvalido en el Equinoccio de Invierno, siempre tomando como referencia dicho hemisferio.

Pero también, El, sustenta, sostiene y energiza con Su vida, todas la miríadas de criaturas que en El nos movemos.

Ahora bien ¿quiénes son sus criaturas?, ¿únicamente el hombre es vida y conciencia en una forma?

Según se sostiene en algunas enseñanzas por doquier existe Vida y Conciencia en todo, no únicamente en el hombre, en miríadas de formas Dios se manifiesta.

Desde época inmemorial para muchos místicos Dios es una "Unidad Inmanente y Trascendente". Para algunos místicos cristianos, esa "Vida" la asociaron con un aspecto más hondo y magnificente del Señor Cristo.

Es decir como si el Señor Cristo representara un Poder y Vida que impregna todo lo que existe.

¿Acaso no lo vio así San Francisco?, el Santo de Asís llamó hermano a todo cuanto existe, prueba de ello es su cántico de las criaturas.

Otros místicos como Jacobo Boheme, Angello Silesius, San Agustín, Clemente de Alejandría y otros también contemplaron este aspecto de que hay vida divina en toda criatura.

Es un hecho histórico comprobable que muchos padres de la Iglesia primitiva se alimentaban solamente de verduras y cereales, así se dice que San Hilarión vivió seis años comiendo sólo quince higos por día. San Antonio, San Benito y San Bernardo vivían sólo de pan y agua. San Gregorio y San Ambrosio de pan y verduras.

El Señor Cristo es generalmente adorado como Señor de Amor y Compasión. Su amorosa Vida que aún desciende sobre toda la creación no puede tener distingos.

La Bendición del Señor Cristo desciende de mil maneras diferentes hacia el mundo y sus criaturas, una de ellas es el descenso de su maravillosa Vida a la forma de Pan y Vino en la Eucaristía, otra es que El desciende al corazón del hombre como el Amor Universal, que hace al hombre libre en su interior.

¿Cómo podemos celebrar su nacimiento místico (que también es uno de los símbolos de Navidad) matando a criaturas a las cuales el Amor de Cristo también cubrió con su Bendición?

El Señor Buda, 500 años antes que Cristo dijo: "La verdadera religión consiste en tener compasión por todos los seres". y agregó: "Quiero tener un amante corazón para todas las criaturas vivientes y desearles que para siempre sean felices".

Que el Señor les bendiga a todos y Feliz navidad a todos los Seres-

Natividad del Señor, de 2016.-

+ Miguel Ángel Batet

Arzobispo de Argentina y Uruguay

ADVIENTO 2016


IGLESIA CATOLICA LIBERAL

Provincia de Argentina y Uruguay

ADVIENTO

2016

CARTA PASTORAL

Caros Hermanos y Hermanas en Cristo:

Este domingo, la cristiandad celebra el comienzo de un nuevo Adviento, y nosotros en la Iglesia Católica Liberal, como una Iglesia Cristiana Católica, pero de una profunda Tradición de Misticismo y Conocimiento que los griegos llamaron con el término The-sophia, también estaremos observando éste tan importante periodo del Año Cristiano.

En ese maravilloso tratado místico atribuido a Alcyone ( J.Krishnamurti), llamado " A los pies del Maestro", se habla de cuatro cualidades esenciales para la más alta vida espiritual, ellas son: Discernimiento, Ausencia de deseo, Recta conducta y Amor.

La más alta vida espiritual, es el transito del Sendero, que en realidad no es un sendero en ningún lugar, o sitio espiritual "especial", atribuido a alguna ciudad determinada o montaña, etc. El Sendero espiritual está adentro de cada uno de nosotros y es la realización plena del despertar de la conciencia interna en nuestro corazón, como la esencia Divina dentro nuestro.

En la Iglesia Católica Liberal, observamos con mucha atención éste periodo del año llamado el Adviento, pues decimos que con el primer domingo de Adviento comenzamos un nuevo año en la Iglesia, pero en realidad, lo que se quiere indicar que comienza un nuevo periodo de realización mística, simbólicamente representado en éste período del año llamado el Adviento, que nos conduce a uno de los más grandes Festivales de la Iglesia, la Navidad, que simbólicamente representa la entrada definitiva a ése Sendero espiritual, que es el despertar de la conciencia hacia una plenitud total con el resto de la Vida de Dios.

La Iglesia nos presenta en estos cuatro domingos de Advientos cuatro cualidades para meditar, reflexionar y tratar en la medida de nuestras posibilidades, incorporar en nuestra vida diaria. Si las enseñanzas dadas no se asimilan por el ser interno como verdades, ellas pueden ser solamente lindas palabras, pero no realidades profundas y eternas.

En la primer cualidad se nos habla del Discernimiento, que se la suele denominar como aquella facultad que nos permite distinguir entre lo real y lo ilusorio, la cual cuando se ha introducido en el interior del alma, es la que nos guía para entrar al Sendero.

Lo real y lo ilusorio, está siempre en nuestra vida, aún en los más mínimos detalles, porque lo real y lo ilusorio, o lo que tiene importancia y lo que no lo es, para el alma, se presentan muy sutilmente. La ilusión de creer en muchas cosas y aceptarlas como verdades, para otros seres, puede carecer de importancia.

Se suele decir que la mayor ilusión es la separatividad, el creerse que estamos transitando la vida, unos separados de otros, sin que nos importe lo que a otros le pasen, sin sentir, carentes de la más pequeña sensibilidad, lo que otro ser, siente, sufre, piensa o necesita, sea éste una planta, un animal o un ser humano.

También algunos grandes místicos realizados, nos hablan de una vida inter-relacionada entre sí, como una Trama de Vida de Dios, que por doquier nos une y nos relaciona.

Ése es el más profundo significado de la Navidad y el Adviento con conduce a ése despertar profundo que es reconocer, sentir y actuar en consecuencia , de ésa Vida de Dios , manifestada en Todo y en todos.

Que el Señor les bendiga a todos.-

Adviento del Señor, de 2016.

+ Miguel Ángel Batet

Arzobispo de Argentina y Uruguay