Religión Hoy

POR QUÉ LA RELIGIÓN HOY?

La religión es un medio para un fin. Como tal, puede verse que tiene un doble propósito.

Filosofía de vida:

Primero, debe proporcionar una filosofía de vida viable y progresivamente edificante. La palabra "filosofía" significa amor a la sabiduría: la sabiduría puede considerarse como la suma total de las experiencias y conocimientos adquiridos durante todas las vidas pasadas del hombre. El conocimiento solo es la función de la mente inferior. La sabiduría llega muy por encima de la mente inferior. Involucra a todo el ser humano, incluida la comprensión que a menudo se atribuye a las "cualidades del corazón" del hombre. La sabiduría le da al hombre la verdadera perspectiva con la que descubrir el verdadero propósito de la vida: hace posible el juicio prudente, desapasionado y perfecto.

La religión, entonces, debe tener un lugar en la vida diaria, construir al ser humano honesto, abnegado, tolerante y producir en él / ella la preferencia por los valores espirituales sobre los excesos materiales. Mientras eleva su conciencia para ver la vida divina en todas las creaciones y criaturas de Dios, todavía le ayuda a asociar los valores adecuados a todo lo que existe en el universo. Visto a esta luz, los medios materiales tienen su lugar y son necesarios; pero su utilización en lugar de su adquisición merece atención primaria.

Una expresión obvia de tal filosofía de vida se encuentra en la afinidad del hombre por toda la Naturaleza, un signo de un amor maduro y un sincero respeto por la creación de Dios. En el esfuerzo por comprender aún más plenamente los caminos de la Naturaleza, el hombre recibe ayuda de un intelecto entusiasta que dirige sus estudios e intereses hacia lo divino. La verdad, siendo lo que es para cada persona, lo ilumina cada vez más a medida que se desarrollan sus facultades intuitivas. Eventualmente conocerá a Dios "de primera mano".

Divinidad del hombre:

El segundo propósito de la religión es desarrollar una realización de la divinidad en el hombre. El significado básico de la palabra "religión", que se enlaza, se refiere a la unidad básica del hombre con la Deidad. El hombre ES un ser divino, "creado en, la imagen de Dios", ¡la imagen espiritual, eso es! La religión ve en la Deidad (Dios) un Ser universal, que abarca todo, de perfección abstracta. "Enlazarse" con Él implica el impulso interno del hombre, su búsqueda espiritual por su propia perfección y el regreso resultante a Dios. Para lograr esto necesita las experiencias de muchas vidas (encarnaciones) en la tierra. Las "Leyes de la Naturaleza", todas las cuales son leyes divinas, lo ayudan en su desarrollo hacia la perfección. Entre estas leyes un principio es fundamental. "Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará" (Gál. VI.7)

POR QUÉ LA IGLESIA CATÓLICA LIBERAL?

Religión no significa dogma, doctrina o regulación denominacional. No requiere ceremonial rígido o ritual. No requiere iglesias institucionales. Sin embargo, los rituales y los lugares donde se pueden realizar son herramientas invaluables que deben usarse para ayudar y fortalecer el desarrollo espiritual del hombre. La energía divina impregna todo el universo y se canaliza a través de él como todas las otras fuerzas conocidas por el hombre. Una herramienta efectiva para su canalización es la Sagrada Eucaristía (Misa) celebrada en la Iglesia Católica Liberal. Se demuestra que es un medio que se adapta perfectamente al flujo de energía espiritual, como lo demuestran con frecuencia aquellos que poseen la vista de vidente entrenado. La obra de la Iglesia Católica Liberal, aunque parece tener el carácter de culto institucionalizado, está libre de una estructura rígida, excepto que en sus formas externas sus servicios proporcionan el canal visible que facilita la transmisión de esa energía espiritual (divina) hasta el nivel físico. Es esencial que la mente sea completamente libre para participar en los servicios de la Iglesia Católica Liberal de acuerdo con las inclinaciones de cada persona y su potencial de respuesta. Por lo tanto, no puede haber autoridad que dicta creencias, credos o dogmas, ni establece restricciones que impidan la participación de cualquiera de los Sacramentos de la Iglesia. En general, la conciencia del individuo exige autoridad y respeto supremos.

POR QUÉ TU PARTICIPACIÓN EN LOS SERVICIOS DE LA IGLESIA CATOLICA LIBERAL?

Realizado por seres humanos imperfectos, ningún ritual puede ser espiritualmente perfecto en sí mismo. Sin embargo, hay un gran valor en la realización de un ritual o ceremonia como la Sagrada Eucaristía. Le da a cada ser humano la hermosa oportunidad y, se espera, la responsabilidad interna, de convertirse en un canal dedicado y efectivo a través del cual la Deidad puede derramar Su poder y bendición sobre el universo. Mirando la celebración de la Sagrada Eucaristía con vista puramente física puede no revelar ningún valor particular, excepto quizás su belleza simple. Pero explorar y descubrir la profunda sabiduría y la tremenda utilidad que subyace en el propósito de la Sagrada Eucaristía abre los "ojos espirituales" de uno hacia un esplendor incalculable. Por lo tanto, la filosofía de vida promulgada a través del trabajo de la Iglesia Católica Liberal permite la expresión de la naturaleza interna de cada individuo y promueve el desarrollo constante de su estatura divina. El único gran objetivo que tenemos ante nosotros es avanzar y ascender hacia una vida más sana e inspirada que nos ayude a convertirnos en trabajadores devotos y productivos en el plan divino para Su (nuestro) mundo.

Su participación en este trabajo siempre será de gran beneficio para usted, para la comunidad y para la humanidad en general. La Iglesia Católica Liberal mantiene sus puertas abiertas a todos los que encuentran gozo y felicidad al participar reverentemente de las bendiciones de Cristo.